¿Puede la cocina ayudar a reforzar un equipo de trabajo?

Te preguntas que puede pasar si combinas un equipo de 15/20 personas, de un determinado departamento de una empresa, con distintos conocimientos de cocina que pueden ir desde nulos a expertos gourmets, con varios ingredientes distribuidos en distintas mesas de trabajo preparadas para llevar a cabo un delicioso menú de tapas y risotto?

Cuando veas sus caras una vez se sienten a comer, lo que entre todo han cocinado, podrás comprobarlo; el resultado es una deliciosa cena preparada en equipo con muchas risas y una gran compenetración como gran equipo. Una actividad que aporta resultados muy positivos en el entorno de una empresa

Todos han contribuido a un objetivo común, asegurando un menú perfecto para una velada perfecta.