Team Building Gastronomico

En un contexto como la cocina, es mucho más fácil ver el perfil laboral y personal de los miembros de un equipo. Mediante la recreación de situaciones propias del negocio de la restauración y, a través, del proceso de elaboración de unas recetas determinadas, podemos observar y evaluar ciertos comportamientos y el desarrollo de competencias clave para una empresa:

Planificación, orientación al cliente, trabajo en equipo, creatividad en innovación

EMPLATANDO

Además, no son necesarios conocimientos previos de cocina para poder participar en un Team building gastronómico, una tendencia cada vez más interesante porque permite:

Unir perfiles distintos para conseguir un delicioso objetivo común.

Preparar a los miembros del equipo para conseguir nuevos retos de una forma creativa, unida y eficaz.

Recompensar al personal con una actividad divertida, original y sabrosa, que levanta el ánimo y disminuye el estrés, dejando a todo el mundo con un buen sabor de boca.